¿Cuando es necesaria una declaración de herederos en Sevilla?

Declaración de herederos en Sevilla

Antonio Mata.declaración de herederos en SevillaSi el fallecido residía en la capital andaluza, en el caso de que no haya testamento habrá que hacer una declaración de herederos en Sevilla, que será judicial o notarial en función del caso de que se trate. Desde que se tiene la copia auténtica de la declaración o la resolución judicial en que se realice, se conocen los llamados a la herencia intestada y cuáles son sus derechos, por lo que es posible realizar la partición de la herencia.

Para saber si existe o no testamento basta con acudir al Registro de Actos de Última Voluntad, dependiente del Ministerio de Justicia.

¿Cómo se define un heredero abintestato?

De acuerdo con lo que acabamos de señalar, un heredero abintestato es la/s persona/s que hereda/n por ministerio de la ley al no existir un testamento y, por tanto, no haberse nombrado en el mismo al/los heredero/s.

El título de la sucesión en el caso de un heredero abintestato es la declaración de herederos notarial (o judicial), que es precisamente donde se realiza el nombramiento.

¿Qué hacer en caso de herencia sin testamento

Frente a la creencia popular, no se pierde la herencia ni se la queda el Estado, como regla general. Lo que ocurre es que al no haber designado el difunto a sus herederos, es la ley quien los nombra, siguiendo el orden de llamamientos establecido en función del grado de parentesco con el causante.

declaración de herederos en Sevilla

Declaración de herederos en Sevilla ¿Quiénes son los herederos abintestato según la ley?

I.- En el supuesto de que el finado tenga hijos, su herencia se divide entre todos por partes iguales. Pero si alguno hubiere premuerto antes que el causante, se distinguen dos casos según que el fallecido tuviera o no descendientes:

En el caso de que no los tuviese, la herencia se divide entre los hijos supervivientes.

En el caso de que los tuviese, corresponderá a los hijos del hijo/a premuerto/a por partes iguales lo que hubiese correspondido si viviera su padre o madre, según corresponda.

Por otro lado, si el/la causante estaba casado/a, tras la oportuna liquidación de gananciales, en su caso, corresponde al cónyuge el usufructo del tercio de la herencia.

II.- En el supuesto de que el finado no tenga hijos, el orden de llamamientos será:

1.- Los padres por partes iguales. Si sólo viviese uno, le corresponderá la totalidad de la herencia. En defecto de padres y existiendo abuelos u otros ascendientes, la herencia corresponderá a éstos.

Además, en caso de dejar viudo o viuda, corresponde a éste/a el usufructo de la mitad de la herencia.

2.- A falta de ascendientes, heredará el cónyuge superviviente como heredero único.

3.- A falta de ascendientes y cónyuge, son llamados los hermanos y sobrinos. En su defecto, los/las tíos/as. Faltando unos y otros, son llamados los primos carnales, los sobrinos nietos y los tíos abuelos, caso de existir.

4.- A falta de todos los anteriores, hereda el Estado.Declaración de herederos en Sevilla: herederos abintestato

Ejemplos de consultas sobre esta materia

Ayer por la tarde vino a mi despacho Laura M. R. para realizar una consulta sobre sus posibles derechos a la herencia de un tío de su padre, recientemente fallecido en Sevilla sin haber otorgado testamento.

El fallecido no dejó descendientes, era viudo y sus padres le habían premuerto. Tampoco le había sobrevivido ninguno de sus hermanos. El padre de Laura M. R., sobrino del difunto, había fallecido el año anterior. No dejaba tampoco el finado sobrinos vivos, pues la hermana de su padre había muerto hacía más de 10 años dejando dos hijos.

Laura M. R. estaba interesada en conocer si como hija de un sobrino premuerto tenía o no derecho a una parte de la herencia y a ser considerada heredera.

La cuestión no era baladí, por cuanto que el tío de su padre poseía una fortuna que sobrepasaba los 2.500.000€. Pues bien, como le indiqué a Laura M. R., cuando una persona muere sin testamento, no dejando ascendientes, cónyuge o descendientes supérstites, suceden los parientes colaterales del finado hasta el cuarto grado de los llamamientos establecidos en la Ley. Recordar que en Sevilla rige el Derecho Civil Común y que el derecho de heredar abintestato, conforme al Código Civil, no se extiende más allá del citado cuarto grado.

En el caso de Laura M. R., puesto que es hija de un sobrino, su parentesco con el causante es en cuarto grado. En dicho grado tienen preferencia los hermanos e hijos de hermanos y sobrinos. Además, puesto que el derecho de representación sólo tiene lugar en la línea colateral a favor de los sobrinos, el único supuesto en que mi cliente podría tener derecho a la herencia del tío de su padre es si no quedasen ni hermanos ni sobrinos, pero sí parientes en cuarto grado, como son los hijos de sobrinos.

Es decir, Laura M. R. y los hijos de la hermana de su padre tienen derecho a la herencia (no lo hubieran tenido en caso de que viviese la hermana de su padre o hubiese más sobrinos). Al ser los únicos herederos cada uno tendrá derecho a un tercio de la herencia, por lo que a ella le corresponderían más de 833.333€, en principio. Por ello, decidí que se personara en la declaración judicial.

¿Cómo se tramita la declaración de herederos abintestato judicial (o notarial)?

En caso de que la herencia corresponda a los descendientes, los ascendientes o el cónyuge superviviente, los trámites de la herencia sin testamento consisten en la declaración que se tramita ante Notario del lugar donde tuviera el difunto su último domicilio.

En caso de que la herencia corresponda a hermanos, sobrinos u otros parientes en cuarto grado, la declaración de herederos judicial se realizará ante el juez del lugar donde tuviera el difunto su último domicilio.

¿Qué se hace tras la declaración?

Los herederos ab intestato nombrados en la declaración proceden a realizar la partición de la herencia. En el reparto rige el sistema de unanimidad. Si un interesado no quiere firmar la escritura de partición por no estar de acuerdo, es necesario acudir al juez, para que nombre un contador-partidor judicial que haga el reparto de los bienes de manera obligatoria entre los herederos, o para que realice la partición. 

Son actos previos a la partición el reparto de los bienes gananciales y la colación de donaciones.

Un abogado de herencias puede asesorarle de sus derechos sobre la herencia intestada y de todos los trámites a realizar. Además, en el caso de que la declaración de herederos en Sevilla sea judicial, será necesaria su intervención (salvo que el caudal relicto no exceda de 2.404,04€).

Antonio Mata

Antonio Mata

Tras licenciarse comenzó a brillar por su destreza y habilidad en distintas disciplinas del Derecho Sucesorio: pactos entre herederos, voluntades anticipadas, división contenciosa de herencias, sentencias testamentarias, ordenación sucesoria, planificación patrimonial, renuncias y cesiones testamentarias, etc.
La confianza que sus clientes depositan en él es la mejor referencia para este abogado de rigurosa profesionalidad. Sin lugar a dudas uno de los mejores legalistas del momento especializado en Derecho de Familia y Sucesiones.
Antonio Mata

(Con  clientes también que vienen de Burjasot, Onteniente, Chirivella, Gelves, Santiponce, etc)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons