¿Por qué puede ser conveniente renunciar a una herencia en Sevilla?

Renunciar a una herencia en Sevilla

Antonio Mata.Renunciar a una herencia en SevillaAunque tradicionalmente se identifica la herencia como algo positivo, en algunos casos el heredero prefiere renunciarla, ya sea por las cargas que contiene o porque, simplemente, no quiere aceptar bienes del causante. En el presente artículo voy a analizar las ventajas e inconvenientes de renunciar a una herencia en Sevilla.

Opciones frente a una herencia

Independientemente de cómo sea llamado a la sucesión del fallecido, por testamento o mediante la sucesión ab intestato (o intestada), el heredero puede reaccionar de dos maneras: consintiendo su nombramiento como heredero, asumiendo los derechos y obligaciones del causante, o repudiando la herencia.

Cualquiera de estas dos conductas deberá ser realizada voluntaria y libremente por el heredero, sin presiones ni coacciones de terceros. Tampoco podrán condicionarse ni someterse a ningún tipo de plazo.

Una vez aceptada o repudiada la sucesión, se considera que sus efectos provienen desde el momento de la muerte del causante.

Tienen capacidad para pronunciarse acerca de la herencia los que pueden llevar a cabo negocios jurídicos según la legislación civil. La decisión, una vez hecha, sólo podrá dejarse sin efecto cuando hubieran intervenido influencias externas o cuando apareciese un nuevo testamento.

Esto es razonable, pues alguien puede renunciar a una herencia sin testamento, por ejemplo, y después aceptarla si posteriormente aparece un testamento desconocido.

renunciar a una herencia en Sevilla

Modos de aceptar la herencia

El heredero puede aceptarla de manera pura y simple o con el beneficio de inventario. En el primer caso asumirá todos los derechos y las obligaciones del difunto, esto es, tanto el efectivo como los bienes y las deudas o cargas, de las que responderá también con su propio dinero. Sin embargo, si la acepta a beneficio de inventario tendrá lugar el cálculo del patrimonio del fallecido, luego se saldarán sus deudas y finalmente, si hay algún sobrante, se entregará al heredero.

En lo referente al acto propio de aceptación, nuestra legislación reconoce dos formas: expresa y tácita. Puede realizarse en un documento público o privado, o bien mediante actos que denotan la intención de asumir la herencia. El Código Civil menciona tres actitudes del heredero que implican la aceptación tácita:

  • Si se vende o dona el derecho hereditario a otro u otros herederos o a otra persona.
  • En el caso de renunciar a una herencia en favor de otro heredero gratuitamente.
  • Si la renuncia por precio sin pretender beneficiar a nadie.

Como repudiar o renunciar a una herencia en Sevilla

La repudiación siempre deberá ser expresa, bien en documento notarial bien en escrito dirigido al juez competente para dilucidar la división de la herencia.

La ley establece un primer plazo para renunciar a una herencia: hasta que pasen 9 días del fallecimiento del titular de la herencia nadie puede requerir judicialmente al heredero para que acepte o repudie.

Una vez pasado este plazo, si algún interesado en la herencia (un acreedor, supuesto muy habitual) acude al juzgado para que el heredero manifieste cuál va a ser su decisión, el juez deberá señalarle un plazo de 30 días para que se decida. Si no expresa su voluntad se enciente que acepta la herencia.

El propio derecho del heredero a decidir su actuación respecto de la herencia integra su propio patrimonio, de manera que si fallece su derecho a aceptar o repudiar pasa a sus herederos.

Renunciar a una herencia por deudas es uno de los supuestos más comunes que se me presentan como abogado de herencias. En muchas ocasiones hay que realizar un análisis económico con el cliente de los bienes del fallecido antes de tomar una decisión. En todo caso, se puede pedir la formación de inventario antes de optar por aceptar la herencia o repudiarla.

¿Puede prever el difunto la repudiación de la herencia por alguno de los herederos?

La legislación sucesoria española contempla una gran variedad de situaciones hereditarias. Imagine el caso de que una persona haga testamento y designe a una serie de herederos. Puede pensar que alguno de ellos renuncie a la herencia, en cuyo caso la porción renunciada acrecerá a los demás, salvo que el testador haya establecido una sustitución simple.

A través de la figura de la sustitución el causante puede disponer que si uno de los herederos renuncia a la herencia, sea llamado otro en su defecto.

Hay otros tipos de sustitución, como la fideicomisaria, cuyo funcionamiento es más complejo: el estipulante (fideicomitente) instituye a un heredero (fiduciario) por un tiempo determinado o hasta que ocurra algún evento, pasado el cual deberá entregar los bienes a otro (fideicomisario).

Repudiar o renunciar a una herencia en Sevilla

La renuncia de la herencia desde una perspectiva práctica

Como abogado de familia y sucesiones, renunciar a una herencia en Sevilla puedo decir que se ha convertido en un fenómeno extendido en la actualidad. La grave situación de crisis económica ha perjudicado a tantas personas que en muchos casos el fallecido, en el momento de su muerte, posee un pasivo superior a su activo; las deudas superan al dinero disponible (incluyendo cuentas bancarias, pisos y otros bienes).

Sin embargo, muchos clientes acuden a mí en busca de asesoramiento. No siempre es fácil repudiar la herencia de un padre o una madre. Quizá sea sólo su valor simbólico lo que lleve a las personas a aceptar la herencia. De todas formas, hay que tener cuidado, una cosa es respetar la voluntad del difunto y otra muy distinta arruinarse.

Únicamente en aquellos casos en los que mi cliente, heredero, está absolutamente convencido de la situación hereditaria (conoce los bienes y la existencia de las deudas), le aconsejo que la acepte sin remisión. En los demás casos se solicita la formación de un inventario y se analiza la posición financiera del fallecido. Después se calculan las deudas y se decide cómo aceptar, si puramente o con el beneficio de inventario.

Heredero-legatario

Algunas veces se me ha presentado un caso particular, como el de Gema C. A. Su padrino, el único hermano de su padre, la había designado en testamento como heredera junto con una prima suya. Además, Braulio P. G., que así se llamaba su tío, estableció que le legaba una colección de joyas antiguas valorada en 52.500€.

Gema C. A. no tenía ni idea de los negocios de su tío. Hacía mucho que no le veía y desconfiaba de las deudas que pudieran aparecer, pues era una persona que había tenido varios negocios y se caracterizaba por su falta de solvencia. Efectivamente, Gema C. A. siguió mis directrices, me entregó la documentación necesaria y calculé que el piso y las cuentas corrientes de Braulio P. G. (unos 126.000€) se compensarían con lo que debía a sus acreedores. Gema C. A. no perdería dinero, pero no ganaría nada y tendría que atravesar un proceso poco atractivo.

Le comenté una posibilidad que recoge el Código Civil: podía renunciar la herencia y aceptar el legado (las joyas). Así quedaría al margen del proceso de liquidación del patrimonio de su tío y se vería notablemente beneficiada. Ella desconocía que eso se pudiera hacer y se sorprendió gratamente. Gracias a que repudió la herencia y aceptó el legado obtuvo la propiedad de la colección de joyas e incrementó sus bienes en 52.500€.

Ha podido comprobar cómo una situación aparentemente insalvable recibía una respuesta satisfactoria para mi cliente. Por eso le recomiendo que contacte conmigo: conozco tan bien los entresijos de la ley que puedo interpretarlos en su favor. La satisfacción de los clientes es mi principal activo.

Antonio Mata

Antonio Mata

Tras licenciarse comenzó a brillar por su destreza y habilidad en distintas disciplinas del Derecho Sucesorio: pactos entre herederos, voluntades anticipadas, división contenciosa de herencias, sentencias testamentarias, ordenación sucesoria, planificación patrimonial, renuncias y cesiones testamentarias, etc.
La confianza que sus clientes depositan en él es la mejor referencia para este abogado de rigurosa profesionalidad. Sin lugar a dudas uno de los mejores legalistas del momento especializado en Derecho de Familia y Sucesiones.
Antonio Mata

(Dando servicio a municipios como: Castilleja de la Cuesta, San Juan de Aznalfarache, Gines, Tomares, Castilleja del Campo, etc)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons